De pinchos y tapas por Valladolid


Lo que llama la atención para muchos turistas que visita una determinada ciudad, es la oferta gastronómica que nos puede llegar a ofrecer. Muchas veces la fama de una localidad va relacionada con la calidad de sus comidas , los sitios y los restaurantes que podemos visitar. Un ejemplo de ello es la ciudad castellana de Valladolid, auténtico icono hoy en día del buen comer.

En Valladolid existe una amplia gama de locales de todo tipo donde poder tomarse tranquilamente una tapa o un pincho acompañado de un buen vino o cerveza. Desde unos apetitosos torreznos o unas croquetas de sepia o de morcilla, pasando por fritos de bacalao. Por la zona de la plaza mayor, podemos encontrar numerosos sitios expecializados en ofrecer pinchos y tapas a todos aquellos turistas que se acercan llamados por la fama de la zona.

Ya de por sí, la ciudad de Valladolid ofrece una extraordinaria vida cultural y social que conjuga perfectamente con una sobresaliente oferta gastronómica. No podemos obviar la calidad de los vinos de la zona de Peñafiel y de toda la zona de la ribera del Duero, cuna de grandes caldos mundialmente famosos y auténtica seña de identidad a la hora de promocionar esta ciudad. Estos vinos conjugan perfectamente con la infinidad de tapas y pinchos que se pueden ver en sus tascas y bares.

Una animada vida de tapas y Cañas tanto de día como de noche, animan a muchas personas a visitar esta ciudad de la meseta española que con el paso de los años se ha posicionado en una visita casi obligada. Desde el mundo del vino, la historia y la cultura, todo confluye en un único punto, permitiendo que en un par de días, podamos conocer ampliamente en toda su faceta esta maravillosa ciudad de Valladolid.

0 comentarios:

Publicar un comentario